¿Teletrabajo, Trabajo en casa o trabajo remoto?

Debido a la pandemia ocasionada por COVID-19 el mundo entero cambió. En el sector corporativo la gran mayoría de las empresas se vieron obligadas a transformar la forma tradicional de desarrollar sus actividades; con la consecuente implementación de nuevas tecnologías. Sin embargo, las nuevas modalidades de trabajo, el teletrabajo y trabajo remoto, no han surgido únicamente de manera transitoria, ya que estas al parecer con la erradicación de la actual emergencia sanitaria, están previstas para quedarse; teniendo en cuenta además, que las empresas están logrando mayor productividad y optimización de resultados con estas modalides, ocasionándose un aumento de teletrabajadores y trabajadores remotos. Es por ello que, surge la importancia tanto para el empleador como el trabajador de tener esclarecida la diferencia entre estas tres modalidades de trabajo y así, evitar posibles consecuencias legales:

TELETRABAJO

La relación del trabajador con la empresa y el desempeño de las actividades del trabajador se realiza por medio de las TIC, razón por la cual no se requiere de su presencia física en un sitio específico o determinado de trabajo. No obstante, existe la posibilidad de retornar a la presencialidad, cuando el teletrabajador en un principio desempeñaba sus funciones en las instalaciones de la empresa. Tres clases de teletrabajadores: autónomos, móviles y complementarios.

TRABAJO REMOTO

Esta modalidad no depende de situaciones excepcionales u ocasionales. La relación laboral será desde su inicio hasta el final de forma remota mediante la utilización de las TIC, por lo que no existe la forma de retorno a la presencialidad.

TRABAJO EN CASA

Esta modalidad de trabajo surge con ocasión de la emergencia sanitaria por el COVID-19, en el entendido que se lleva a cabo bajo circunstanciales ocasionales, excepcionales o especiales cuando el trabajador se encuentra impedido para la realización de sus funciones en el sitio de trabajo, habilitándolo a que desempeñe sus actividades por fuera de este último. Se pueden emplear las TIC o cualquier medio informático análogo, extendiéndose a cualquier tipo de trabajo que no requiera la presencia física del trabajador.

Están presentes todos lo elementos de un contrato de trabajo.

Están presentes todos lo elementos de un contrato de trabajo.

Están presentes todos lo elementos de un contrato de trabajo.

No habrá auxilio de transporte cuando el teletrabajador no incurra en gastos de movilidad.

No hay lugar al auxilio de transporte. De forma excepcional cuan do el trabajador remoto demande gastos de movilidad por cualquier motivo.

Se le paga a los trabajadores que devenguen hasta dos s.l.m.v cuando existan gastos de movilidad.