Desde este año, 06 de enero, entró en vigencia la ley de desconexión laboral. La cual consiste en el derecho que ostentan los trabajadores a no tener ningún tipo de contacto con cuestiones relacionadas con la actividad laboral que desempeñan, por fuera de su horario laboral, en sus vacaciones o descansos. Con esta ley, el trabajador elige no responder a llamadas o mensajes por cualquier medio tecnológico por parte del empleador durante su descanso, sin que lo anterior implique una posible retaliación por el empleador hacia el trabajador, como quejas, memorando o un posible despido. Con la presente ley se busca que, además de que exista una digna subordinación del trabajador hacia su empleador, este último reconozca los derechos que tiene el trabajador a disfrutar de forma tranquila sus vacaciones, familia, amigos, descanso y liciencias, sin que medie una constante sosobra interna de tener una disponibilidad inmediata con el empleador

LEY 2191 DE 2022

Conforme a los estipulado por la ley, los siguientes trabajadores no estarán sujetos a esta: a. Los trabajadores y servidores públicos que desempeñen cargos de dirección, confianza y manejo; b. Aquellos que por la naturaleza de -la actividad o función que desempeñan deban tener una disponibilidad permanente, entre ellos la fuerza pública y organismos de socorro; c. Situaciones de fuerza mayor o caso fortuito, en los que se requiera cumplir deberes extra de colaboración con la empresa o institución, cuando sean necesarios para la continuidad del servicio o para solucionar situaciones difíciles o de urgencia en la operación de la empresa o la institución, siempre que se justifique la inexistencia de otra alternativa viable.

El objeto de la ley de desconexión laboral está dirigido a conciliar la vida personal, familiar y laboral, en donde exista un efectivo goce del trabajador sobre su tiempo libre, descanso, permisos y vacaciones. Igualmente, con esta ley puede sobrevenir un impacto positivo en temas preventivos como mitigar deterioro en salud mental; el agotamiento físico y, posibles consecuencias o enfermedades de carácter laboral, ocasionando un detrimento en la salud integral del trabajador. Es por lo anterior, que la inspección y vigilancia sobre situaciones donde se vulnere este derecho, quedó establecida en la ley conminando al empleador a poner en marcha todos lo lineamientos que conduzcan a respetar la desconexión laboral del trabajador.