El usufructo es el goce, uso y disfrute sobre un bien que pertenece a otra persona, así mismo, tiene la obligación de conservar la forma y sustancia de la propiedad, y restituirla al dueño cuando este lo requiera.

La persona que usufructa, podrá disfrutar de todos los aprovechamientos de la cosa usufructuada, sea fungible o no, lo que quiere decir, sea mueble o inmueble.

En caso de usufructuar una cosa fungible deberá devolverse la cantidad y calidad de la cosa, o su valor si así fuere el caso.